Berenice

Berenice

berenice2008

berenice2008
"Reir es arriesgarse a parecer tonto"
bueno y qué? Los tontos se divierten muchísimo.-
"Llorar es arriesgarse a ser tildado de sentimental" Por supuesto que soy sentimental y me encanta. Las lágrimas son una gran ayuda.-
"Acercarse a otro es arriesgarse al compromiso" Por qué es un riesgo comprometerse?
Yo anhelo comprometerme.

"Exponer los sentimientos es arriesgarse a mostrar la verdadera personalidad"
Qué otra cosa tengo para mostrar ?
"Amar es arriesgarse a no ser amado a cambio [...] y vivir es arriesgarse a morir"
Estoy preparado para eso. Que nadie se atreva a derramar una sola lagrima, cuando se entere de que yo volé por los aires o cai muerto, porque lo hice con entusiasmo.-
"Confiar es arriesgarse a sufrir desesperanza e intentar es arriesgarse a fracasar".
Pero hay que correr riesgos, porque el mayor error en la vida es no arriesgar nada.
La persona que nada arriesga, no hace hace nada, no tiene nada, no es nada y se convierte en una nada.-.
Podrá esquivar el sufrimiento y el dolor, pero simplemente no puede aprender, no puede sentir, cambiar, madurar, amar sin vivir. Encadenado a sus certezas se transforma en un esclavo.- Ha perdido su libertad. Solo el que arriesga es verdaderamente libre. (fragmentos del libro Vivir, Amar y Aprender de Leo Buscaglia)

Aclaraciones Válidas:
Los textos, fotos y publicaciones de todo este blog, me pertenecen y/o corresponden a mi autoría, a excepción, de aquellas imágenes, poemas, transcripciones y frases, que se encuentran subidas en distintos sitios de la web, las cuales, si aquí publico, me encargo de precisar al correspondiente autor, cuando el mismo figura establecido.-
Hechas estas "advertencias" de rigor, (que feo suena acá la palabra rigor no¿? ja), los dejo volar con las letras, por su imaginación, y los invito a apreciar y poder disfrutar de mi pequeño lugarcito en el ciberespacio; un sitio que he ido construyendo con mucho cariño y placer hace ya algunos años...
Mil saludos blogueros..!!!
Berenice

Monday, May 19, 2008

Hermosa Poesía


Esta es una poesía de Elsa Bornemann que hace muchos años allá por 1991 me la pasó para leer una amiga mía; en ese momento nos había encantado por la dulzura del texto y ahora recordándola a medias, la intenté buscar por la web y allí estaba!!! tan bonita como cuando la leí por primera vez. Me volvió a parecer preciosa, así es que resolví subirla aquí, para compartirla

Romance del país que no conocí

No conocí el paisito

de donde tú llegabas:

lo busqué en cada mapa
pero no figuraba.
Por eso, al ver tus ojos
yo me lo imaginaba

como un río celeste

oleando en sus mañanas.
(¿Fue el río el que te puso
de agua la mirada
y esa manera dulce

de apoyarla en la nada?)

No conocí el paisito
de donde tu llegabas:
por eso, al oír tu risa
yo me lo dibujaba
con una torre alta,
henchida de campanas.
(¿Fue allí donde aprendiste
a alzar la carcajada
y ese modo de darla

sonora, larga, clara?)
No conocí ese paisito

de donde tu llegabas:

Toqué tu piel y dije:
-Viene de donde se ama.
Por eso fui tu amiga:

de puro equivocada,
que hoy
se que no había río,

ni torre, ni campanas...

Fuiste un sueño apenitas
y era yo quien soñaba.

Tan sólo había tu pecho
con la puerta cerrada,
sin rincón de caricias,

sin paloma anidada,
sin lugar para un beso,

sin luces ni guitarras.
Por eso no podías
sentir que me hacías falta

ni beber de a poquito
el color de mi lágrima.
Por eso no podías

atarte a mis palabras,
la mitad, entre risas

y la otra, lloradas.

En vano tantos versos

de siesta amanzanada

En vano tantos versos:

mi silencio extrañabas.
Por eso, sin siquiera
decirme qué pasaba
en un día cualquiera

me dejaste olvidada.
Qué triste es despedirte,

pasajero de mi alma...

Tu recuerdo me sigue
como un pájaro en llamas.

No podías quererme.

Hoy lo entiendo y me daña

pero sé que es la vida
la que anuda o separa.
No conocí el paisito

del que te despegabas
ni tampoco tu el mío,
coloreado de infancia.
¿A quién culpar entonces

de estas cosas que pasan?
Me llevo mi solcito:
le sobra a esta nevada.
Mi última muñeca
mira y no entiende nada.
Mi última inocencia
es lágrima en la almohada.
Yo apago los reproches
como apago mi lámpara

mientras una certeza

se enciende en madrugada:
No pudiste quererme.
Eso es todo. Que lástima


Elsa Bornemann

No comments: